Psicoterapia con perspectiva de género

Psicoterapia con perspectiva de género
Destinado a
Modalidad
Destinado a

Psicólogos y estudiantes avanzados de la carrera de psicología.

Modalidad

Cursado: Presencial y Virtual (mediante la participación en aula virtual). Se grabarán las clases presenciales y podrán verse de manera virtual.

Metodología: Se trabajara en grupos reducidos con clases teórico-vivenciales presenciales y en modo virtual, discusión de casos y supervisión clínica.

Regina D’Agliano
Coordinadora

Seminarios: Psicoterapia con perspectiva de género y Enfoque Psicosocial de la Violencia

Ejes Temáticos:
  • “La construcción social del patriarcado dentro del espacio terapéutico y dentro nuestro”. “Hacia su Transformación”.
  • “Sexualidad, género, identidad, poder y violencia”.
  • “Familias actuales I. Nuevos desafíos terapéuticos”.
  • “Familias actuales II. Nuevos desafíos terapéuticos”.
  • “El Círculo vicioso en la pareja”. “Dinámica del vínculo opresor-oprimido, una creación conjunta”.
  • “El desafío de transformar el enojo en asertividad y encuentro”.
  • “Del enojo, el miedo y el dolor al amor” ¿Qué tipos de cambios son posibles? ¿Qué es lo que hace posible el cambio? ¿Cómo podemos hacerlo?
Palabras Clave

sexualidad, género, poder, violencia, patriarcado, asertividad, pareja, divorcio, familia y posmodernidad

Seminario 1 – Viernes 12 de Abril
“La construcción social del patriarcado dentro del espacio terapéutico y dentro nuestro”. “Hacia su Transformación”
Seminario 2 – Viernes 10 de Mayo
“Sexualidad, género, identidad, poder y violencia”
Seminario 3 – Viernes 14 de Junio
“Familias actuales I. Nuevos desafíos terapéuticos”
Seminario 4 – Viernes 12 de Julio
“Familias actuales II. Nuevos desafíos terapéuticos”
Seminario 5 – Viernes 9 de Agosto
“El Círculo vicioso en la pareja”. Dinámica del vínculo opresor-oprimido, una creación conjunta”
Seminario 6 – Viernes 6 de Septiembre
“El desafío de transformar el enojo en asertividad y encuentro”. Explorando mis vínculos, como me encuentro y como encuentro al otro
Seminario 7 – Viernes 11 de Octubre
“Del enojo, el miedo y el dolor al amor” ¿Qué tipos de cambios son posibles? ¿Qué es lo que hace posible el cambio? ¿Cómo podemos hacerlo?
Seminario 1 – Viernes 12 de Abril
“La construcción social del patriarcado dentro del espacio terapéutico y dentro nuestro”. “Hacia su Transformación”

Introducción: Panorama general y presentación del enfoque. Concepción del ser humano: Consideraciones sobre el ser humano. El enfoque Gestalt. El ser en el mundo y el mundo en el ser. Cultura patriarcal: Valores que estructuran y se transmiten en el patriarcado. Culturas matrísticas, La caída de estas sociedades antiguas y los orígenes del patriarcado. Influencias de la historia (escrita) relevante occidental y sus construcciones hegemónicas de pensamiento. Las construcciones hegemónicas de la modernidad contemporánea y la reproducción de la desigualdad. Cultura patriarcal vigente y su impacto. Instituciones patriarcales: la familia, la escuela, la iglesia y las empresas. Crianza y educación patriarcales. Violencia de género. La forma mentis patriarcal. Otras realidades, otros modelos. Proceso de transformación: avances, críticas y lo que falta por recorrer (propuestas/ alternativas o movimientos por el cambio). Cómo superar este modelo patriarcal deshumanizante.

Seminario 2 – Viernes 10 de Mayo
“Sexualidad, género, identidad, poder y violencia”

Perspectiva de género: Diferencias conceptuales entre sexo y género. La construcción social del género. Rol de género / Estereotipo de género / Identidad de género/ Identidad sexual / Orientación sexual. Modelos aprendidos de ser mujer/ de ser hombre/ los mitos antiguos y actuales. Violencia de género y contexto general de la violencia hacia la mujer y hacia el hombre. ¿Cómo juega el patriarcado y una sociedad sexofóbica sobre el cuerpo de las mujeres y el de los hombres? La mujer del siglo XXI. Violencia de género en su máxima expresión: el Femicidio. Género, poder y violencia.

Más allá del patriarcado: Aportes de la perspectiva de género. Construcción social de la sexualidad. Teoría Queer. En búsqueda de la diversidad y lo genuino. Emergencia de la sexualidad plástica. El clítoris, el órgano de placer. La creencia hace la biología. Otros modelos culturales en los que la sexualidad no sigue el patrón patriarcal. Hacia una nueva cultura a través de una nueva conciencia. Estrategias clínicas.

Seminario 3 – Viernes 14 de Junio
“Familias actuales I. Nuevos desafíos terapéuticos”

Contexto Histórico Social. Familia y modernidad. Definición. Un enfoque terapéutico relacional. Tipos de Familias. Funciones de La Familia. Familias por su configuración. Aspectos en la Vida en Familia: la autoestima, las normas y los límites, el enlace con la sociedad y los modelos de comunicación. Familias Nutricias – F. Conflictivas. El Ciclo Vital. Intervenciones y técnicas con familia: la 1° entrevista familiar. Diferentes ejercicios en el proceso terapéutico. El lugar del juego, los cuentos, entre otros.

Seminario 4 – Viernes 12 de Julio
“Familias actuales II. Nuevos desafíos terapéuticos”

Familias conflictivas. Familia y Poder. Estilos de interacción del poder. Relación sana en función del poder. Las jerarquías. Fenómeno de Orfandad. Funciones Parentales. Desafíos actuales en la clínica con familias: Familias Ensambladas. F. Homoparentales, etc. Padres separados: Cuando los hijos quedan en el medio. Los antecedentes familiares y los condicionamientos.

EL enfoque transgeneracional: la lealtad familiar, el equilibrio entre dar y tomar. El orden y los lugares. Historias y libretos. Intervenciones con familia: El uso del genograma y las cartas Kesen.

Seminario 5 – Viernes 9 de Agosto
“El Círculo vicioso en la pareja”. Dinámica del vínculo opresor-oprimido, una creación conjunta”

Una formulación desde la clínica: Dinámica del vínculo. Las fases del proceso. Contacto y confluencia. Alteraciones en el ciclo de contacto. Distribución del poder. Tiranía, impotencia, desempoderamiento y dependencia. Emociones implicadas; la angustia y la ansiedad como señales. Las identificaciones patológicas: identificación con el agresor, proyección a otro predispuesto vulnerable y algunas características del delirio de fusión. Lealtades subyacentes. Consideraciones psicológicas para el cambio social. Consideraciones metodológicas y clínicas para el tratamiento. Ejercicio de experimentación.

Seminario 6 – Viernes 6 de Septiembre
“El desafío de transformar el enojo en asertividad y encuentro”. Explorando mis vínculos, como me encuentro y como encuentro al otro

¿Qué es la agresión, el enojo? ¿Qué es la violencia? ¿El amor? ¿Para qué sirven? ¿Cómo se las utiliza? Aspectos sociales y culturales de la de la agresión y la violencia. Diferencias de género. Agresión/ira/enojo/violencia: Funciones del campo organismo-ambiente. Las zonas que se activan en el cerebro. Activación de la amígdala y sus efectos. Los caminos del enojo. Enojo explosivo, enojo implosivo, enojo sano y productivo. El lado positivo de la Ira. Saber enojarse. La asertividad. Etapas para llegar al encuentro. Comunicación asertiva y efectiva. Trabajar con la ira en Terapia. Consideraciones metodológicas y clínicas para el tratamiento: Ejercicios para reconocer, recuperar y utilizar la ira y las identificaciones defectuosas.

Seminario 7 – Viernes 11 de Octubre
“Del enojo, el miedo y el dolor al amor” ¿Qué tipos de cambios son posibles? ¿Qué es lo que hace posible el cambio? ¿Cómo podemos hacerlo?

La teoría de P. Lichtenberg: La transformación: el yo como agente. Vulnerabilidad y capacidad de influencia – inocencia y responsabilidad. Comunicación y contacto. Ejercicios para desarmar el enojo, el miedo y el dolor hacia encuentros transformadores. Comunicación asertiva y efectiva. Aportes de las neurociencias, la biología y el budismo. Meditaciones dirigidas para observar profundamente la ira, el miedo, el dolor y liberarla. El compromiso consiente. Redefiniendo los vínculos: Superar la cultura del sujeto único. El soporte de los grupos y la comunidad. Por una política de la conciencia. La práctica del amor, la libertad y la compasión.

Objetivos generales
Objetivos específicos
Fundamentación
Objetivos generales
  • Aportar herramientas conceptuales, metodológicas y experimentales que permitan comprender y afrontar las demandas específicas en la actualidad desde la mirada de lo vincular y de la intersubjetividad.
  • Integrar diferentes enfoques, que amplían y enriquecen: “Perspectiva de Género, Neurociencias, Enfoque Sistémico, Teorías de la Comunicación, Focusing y Gestalt”
  • Promover la concepción de la psicoterapia como terapia de la relación, no solamente como terapia del individuo.
  • Ampliar y profundizar la concepción y las formas de la práctica clínica profesional.
  • Promover el proceso de crecimiento de las capacidades personales del terapeuta para una mayor eficacia de la relación terapéutica, respetando su propio estilo.
  • Contribuir al avance general de la concientización de las pautas internalizadas de dominación – sumisión, para aportar a su disolución y promover la construcción de vínculos nutricios amorosos.
Objetivos específicos
  • Identificar los paradigmas (prácticas y discursos) que promueven violencia de género, familiar y otros tipos de violencia.
  • Aportar herramientas conceptuales y metodológicas que permitan identificar y comprender las dinámicas sociales y psicológicas, que dan lugar a las relaciones opresivas
  • Revisar modos de vinculación personal, profesional e institucional. Visibilizar la cultura introyectada para asimilarla y deconstruir los estereotipos que nos limitan.
  • Promover el proceso de crecimiento de las capacidades personales del profesional para una mayor eficacia en su quehacer profesional cotidiano, respetando su propio estilo.
  • Colaborar en deshacer esas relaciones de dominación en la búsqueda de vínculos sanos, que potencien la armonía, la cooperación entre individuos autónomos.
  • Posibilitar estrategias de acción en el abordaje de la violencia desde el lugar que cada profesional ocupa, en la prevención y asistencia de la violencia de género y otros tipos de violencia cotidiana.
  • Aportar herramientas teóricas y metodológicas que promuevan la construcción de un paradigma más equitativo, respetuoso de las diferencias e inclusivo.
Fundamentación

El tema que hoy nos preocupa y del cual queremos ocuparnos es: la violencia.

La violencia, que muchas veces comienzan en el hogar, son conductas que se repiten y se expanden, trascendiendo a la persona, afectando a la familia y a la sociedad en general.

La vemos en los castigos corporales y psicológicos, en el abandono físico o emocional de menores y ancianos, en el enfrentamiento entre naciones fuertes y débiles. También en las relaciones laborales existe una violencia, en donde una de las partes, no puede a veces pedir justicia, ni lograr salarios más adecuados, ni tampoco elegir qué tareas desea realizar. Una de las partes ejerce el poder sobre la otra.

Para comprender mejor el fenómeno de la violencia, es necesario que la veamos en un contexto más amplio, el contexto de nuestra sociedad donde se generan y se promueven las guerras, genocidios y corrupción. Se manipula a las personas a través de los medios: la publicidad, los diarios, la televisión, Internet. Se fomenta el desarrollo de una sexualidad básicamente genital e irresponsable, se prioriza las ganancias y no las personas ni la ética. Se justifica cualquier medio para lograr objetivos. Se depreda constantemente y compulsivamente a la naturaleza.

Vivimos en un consumismo inmoral junto a grandes sectores sumidos en la pobreza y el hambre, con intolerancia y discriminación hacia los más débiles y los diferentes, multiplicándose cada vez más todo tipo de adicciones.

Este mundo en el que vivimos responde a un modelo, una forma de concebir al mundo, a las personas y las relaciones. El modelo que hoy prevalece en nuestra sociedad promueve la dominación, el control, el poder, la obtención de victorias, como fines en sí mismos. Un modelo donde participamos y recreamos una sociedad violenta, una sociedad con asimetría en las relaciones humanas, en las cuales uno es el dominador y el otro el dominado. Este modelo al que se hace referencia es el llamado cultura patriarcal.

Para comprender una cultura necesitamos examinar de qué hablamos, cómo hablamos y de lo que no hablamos. Y requiere también mirar la constelación de rasgos que revelan la manera de vivir: qué hacemos y cómo lo hacemos. Además, desde dónde lo hacemos; comprender las emociones desde las que actuamos y hablamos. Esta configuración de aspectos que definen una cultura, se conserva de generación en generación, al ser aprendida en la infancia por los niñes por su solo vivir en la comunidad en la que crecen.

Por lo expuesto anteriormente, nos proponemos, como una manera de abordar las problemáticas de la violencia, reflexionar acerca de la cultura en que vivimos, la Cultura Patriarcal y las Instituciones Patriarcales (familia, escuela, medios masivos de comunicación, empresas, entre otras). Y desde aquí, analizar el lugar que ocupa las personas participantes, en las relaciones sociales, cambiar la mirada de cómo contemplamos y vivimos el mundo y sobre todo cómo nos vemos a nosotros mismos.

Haremos foco en la familia, dada la importancia que tiene en el proceso de socialización del ser humano y cómo en ella, se instalan las relaciones de opresor-oprimido como un patrón que se enquista y se reproduce. La familia trasmite las expectativas culturales, étnicas, religiosas y familiares de cómo actuar, pensar, hablar, etc. También, qué afectos son bienvenidos en ese sistema y los estilos emocionales y de comunicación preferidos. Hay familias que son más nutricias, estimulando el desarrollo y el crecimiento de todos sus miembros y otras más perturbadas o conflictivas, dificultando así el normal desarrollo de las personas, instalándose con más fuerza, las dinámicas opresivas. De todos modos la opresión atraviesa de diferentes maneras a todos los tipos de familias y, por ende, a todo vínculo humano pudiendo los miembros de una familia, en algunas circunstancias, actuar como opresores y en otras, como oprimidos. Todo ser humano ha experimentado la opresión. La población infantil, ha sido formada en estereotipos y valores rígidos en relación a lo que es ser hombre y ser mujer. Valores duales que se presentan como oposición, asociando principalmente todo lo masculino a la fuerza, el poder, la agresión, la acción, la posesión y lo femenino a la sensibilidad, la pasividad, la debilidad, la dependencia, el cuidado, los afectos. Estos valores asignados culturalmente presentan a todo lo femenino y la mujer como inferior. De esta manera los aspectos femeninos y masculinos inherentes a la naturaleza del ser humano, se desequilibran. Se polariza el ser. Se oscurece la propia experiencia interna. Se interrumpen las necesidades, las emociones. Se olvida que se puede ser tan vulnerable, débil y afectivo, como sólido, seguro e influyente.

Actualmente, la tragedia de la violencia contra la mujer se va haciendo más visible, empieza a despojarse del silencio. Las cifras son aterradoras, sin embargo solo son el resultado de las denuncias por parte de las mujeres, por tanto se supone que la realidad es mucho más alarmante y el fenómeno subestimado. Y en este dramático escenario de abuso, también forma parte de la violencia el dogma de la heterosexualidad, que recae sobre toda la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales, transexsuales). Y en estos diferentes tipos de “relaciones de género” vemos un elemento estructural de la civilización vigente en casi cualquier lugar del mundo, no es en su mayoría, una patología psiquiátrica, sino más bien una patología social. El patriarcado. El mal de la civilización. Donde prima, como forma de vincularnos la desigualdad y la opresión.

En el intento de mirar la violencia, queremos explicitar que en la misma, no solo se niega la existencia del otro, sino a la vez, se niegan aspectos de nuestra propia existencia. Limitando la autenticidad y la integridad del ser, por lo cual hablamos de una auto-violencia internalizada y de una incompletud del ser. El modo de relación con el entorno refleja el modo de relación con uno mismo. Explicándolo de otro modo, se estructuran dinámicas intra-personales de opresión y sometimiento, además de las dinámicas opresivas en nuestras relaciones con los otros y con el ambiente en el que vivimos.

Se hace necesario recalcar que no es que el ser humano sea naturalmente violento u opresivo, sino que la violencia es una conducta que se aprende al ver y experimentar la misma, como también se aprende la vulnerabilidad y la indefensión, de diversas formas en el seno de una sociedad. Este modelo vincular, instala una dinámica de recíproca influencia, de mutua dependencia; que se retroalimenta, produce acostumbramiento, dificultando la visibilidad del mismo. Cambiar este modelo exige conocerlo y desarmarlo para su transformación. Se impone salir de esta perspectiva de pensamiento y de conducta, de una ideología que nos mantiene como rehenes.

Detengámonos juntos, los unos y las otras, a escuchar nuestras palabras, a observar nuestras acciones, a auscultar nuestros pensamientos (no los que deberíamos o nos gustaría tener, sino los que tenemos). Observemos como actúan nuestros hijos e hijas (recordemos que nos observan, y como espejos, nos devuelven una imagen que emitimos). Después despidámonos de la ilusión que nos hace creer que basta querer una transformación para haberla producido. Si hemos de rescatarnos del paradigma que nos enferma, tendremos que hacer bastante más que desearlo. Porque, mientras se mantiene vigente, deja secuelas profundas y costosas.”1

Esperamos contribuir a la reflexión y al cuestionamiento de: Cuán influyente o vulnerable somos en los hechos de la vida, cuán responsables o culpables somos para hacer que estos hechos sucedan, y cuán inocentes somos. Para mirar luego, qué es lo que se quiere promover. Qué modelo se avala, se refuerza, se impone legitimándolo. Cómo no contribuir a la naturalización ni a la reproducción de la violencia en los diferentes ámbitos de nuestra existencia. Cómo evitar los estereotipos. Cómo no ser cómplice. Cómo promover una conciencia crítica. Cómo reafirmar y promover modos sanos de vincularnos tanto con nosotros mismos como con los otros.

Nuestro propósito es contribuir al avance de la concientización de las pautas internalizadas de dominación – sumisión para aportar a su disolución y promover la construcción de vínculos nutricios. El comprender estas dinámicas inter – intrapersonales de opresión y violencia nos abre las puertas a que interaccionemos en el mundo en relaciones democráticas, en cooperación y entre individuos autónomos, donde ubicamos la asertividad como un comportamiento maduro de interrelación, en el cual la persona no se somete a la voluntad de otras personas ni oprime a otras, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos. Ser asertivo implica expresarse de una manera directa, honesta y congruente, con la intención de buscar relaciones basadas en el respeto y la tolerancia como seres solidarios.

Educarnos en el amor por encima de todo, aunque también en el placer, en la compasión y el estima para cualquier ser humano, con una formulación del” poder con” para salir de un poder sobre, fuera del dominio.

Los Psicólogos podemos promover el cambio cultural a partir de la modificación de la conciencia. La conciencia nos hace responsables, es decir que nos impide delegar en otros (o en circunstancias, hechos, azares) las consecuencias de nuestros actos, de nuestras elecciones, la elección de nuestra vida. Desarticular el paradigma patriarcal es, una cuestión de responsabilidad y de ética.

En el intento de brindar una visión amplia que posibilite el reflexionar, pensar y experimentar, para poder colaborar en la transformación de dichas violencias, se vuelve necesario abordajes teóricos-técnicos que en su dialogar enriquezcan nuestras prácticas clínicas. Entrelazaremos la Perspectiva de Género, junto con la Gestalt y otros enfoques terapéuticos: (Terapia Sistémica, Programación Neuroliguistica, Neurociencia aplicada, los teóricos de la comunicación, Focusing, Mindfulness, entre otros), para nutrirnos y poder contribuir a los cambios necesarios desde nuestro “rol del ser psicólogos”.

Los psicólogos somos hacedores de cultura, por lo cual es importante que nos preguntemos: ¿cómo hacemos, desde nuestro rol, para contribuir al cambio? Estas invitado, te esperamos…

Lic. Regina D’Agliano

Modalidad de cursado y Aprobación

Cursado: Presencial y Virtual (mediante la participación en aula virtual). Se grabaran las clases presenciales y podrán verse de manera virtual.

Puede optarse por:

  • Módulos independientes con Certificación de asistencia a Seminario.
  • En su totalidad, con evaluación final y Certificación de Asistencia y Aprobación: “Psicoterapia con perspectiva de género y Enfoque Psicosocial de la Violencia”.

Metodología: Se trabajara en grupos reducidos con clases teórico-vivenciales presenciales y en modo virtual, discusión de casos y supervisión clínica.

Aprobación: Para acceder al certificado de finalización del ciclo, los participantes deberán reunir los siguientes requisitos:

  • Asistencia de un 80 % a los Seminarios.
  • Se evaluara el proceso individual, la asistencia y participación en clases.
  • Elaboración de un trabajo monográfico mediante el cual los participantes tendrán que articular los conceptos aprendidos con una temática particular.
Evaluación
  • La evaluación es una instancia para mostrar los aprendizajes logrados y a su vez una nueva instancia de aprendizaje.
  • Preparación de la monografía: Puede ser realizado de modo individual o grupal. En caso de ser en grupos, los aspirantes deberán elegirse, integrando grupos de 3 o 4 integrantes como máximo, para preparar la monografía y rendir la defensa oral. Los contenidos a desarrollar en la monografía deben estar referidos a temas desarrollados en el cursado de los seminarios. (Por ejemplo violencia en la pareja, familia, etc.)
  • Fundamentar la elección, desarrollar los contenidos más significativos para el grupo en relación al tema, explicitar los objetivos. Conclusión y bibliografía.
  • Criterios evaluativos de la monografía: coherencia interna del trabajo, pertinencia de los contenidos y originalidad.
  • La nota de la monografía será aprobado o desaprobado. En el caso de desaprobar se le dará 10 días más, para que realicen las correcciones pertinentes del trabajo monográfico, para luego poder presentarse a la defensa oral.
  • Presentación del trabajo: mínimo 10 páginas, máximo 25. En A4 Ariel 12. Se deberá presentar copia impresa y otra por mail. Defensa oral: se le tomara examen a los grupos que hayan aprobado la monografía escrita y en los cuales se encuentren presentes todos los integrantes del grupo. La mesa examinadora estará compuesto por el equipo docente.
Menú